Noticias

/ ////////////////////////////////////////////////// - //////////////////////////////////////////////// Santa Misa, sábado y domingo 19:30 horas ///////////////////////////////////////////////// Oración de Laudes de lunes a sábado a las 08,00 ///////////////////////////////////////////////////// Ángelus, la Oración mariana diariamente a las 07, ,12 y 18 horas////////////// Caminatas y conversas, el periodístico, los martes y jueves a las 10:00.............Nos acompañan Difusores semanario católico internacional Cristo Hoy, para recibirlo en su domicilio llame a 426073, consulte por otras publicaciones ////////////////////// Amuyen proyecto textil de Casa del Niño San Roque, bolsas ecológicas, carteras, porta termos. Amuyen 12 de octubre 1751 teléfono 442902 ///////////////// Programación de Radio Buen Anuncio 9//// En Familia, lunes, miércoles y viernes a las 09:00 /// /////////Oración de Completas, diariamente a las 23,30 para terminar el día en oración///////////// ////////////// Por la vida, vamos, los sábados a las 15./////////////// /////////////////////////////////////// /////////////////////////////////////// Música católica y popular en la tarde ///////////////////////////////// Gracias Señor, un espacio con con el Padre Rubén Melchiori, de lunes a sábado a las 07,15 /////////////////////////////////////// Conectados con Cristo, desde San Justo, viernes a las 11:00 //////////////////////////////////////////////////////////// Otra humanidad, desde Buenos Aires, domingos a las 12:30 /////////////////////////////////////////////////// Todo estará bien, miércoles a las 21 y 30 //////////////////////////////////////////////////// ///////////////////////////////////////////// Noticiero de Radio Vaticano diariamente a las 12,30 y a las 21:00 //////////////////////////////////////////////////////// Reflexión del Evangelio con el Padre Pedro Brassesco, diariamente a las 12,15 y 18,15 //////////////////////////////////////////////////// Santo Rosario diariamente a las 06:00 y a las 19:00 ////////////////////////////////////////////////////// hola mi gente, martes y jueves a las 13:00 ////////////////////////// Aguante el archivo, sábados a las 11///////////////////////// //

sábado, 23 de enero de 2010

Humanos y hermanos


Humanos y hermanos

El 12 de enero del 2010 un terremoto de características extraordinarias por su fuerza destructiva sacudió el suelo de Haití.

Pero, ¿qué sabemos de Haití? ¿Dónde está este país? ¿Cómo son los haitianos? ¿Cuál es su lengua, su historia, su forma de vida? ¿Cómo fue aquella eternidad antes del minuto fatal que torció las vidas de más de las 50.000 víctimas y de todos los sobrevivientes, los testigos de la tragedia?

Haití mira un mar que es paraíso deseado por casi todos los habitantes de este mundo. El Mar Caribe en la bellísima Centroamérica. Su tierra tiene memoria de un tiempo en la que fue rica y regalaba al mundo uno de sus frutos más dulces: la caña de azúcar, a pesar de que su gente nunca pudo disfrutar de un bienestar acorde con su naturaleza, y la bonhomía y el trabajo de su gente.
La esclavitud fue práctica habitual durante siglos.

Se hablan varios idiomas que son la muestra de la mezcla de razas: francés, “criollo” y español.
Su historia nos relata una sucesión de desilusiones, fracasos, intentos fallidos, injusticias, violencia política y económica, y pena, mucha pena en su pueblo que no encontró en sus instituciones la respuesta al gran mal que la aqueja no se sabe ya desde cuándo: la pobreza.

El terremoto que azotó Haití — 7.0 en la escala de Richter—desplegó una fuerza 35 veces mayor que la de la bomba atómica arrojada en Hiroshima. En consecuencia, la ayuda deberá ser proporcional a esta enorme y desesperada herida abierta en tierra americana.

Y así es. República Dominicana, único país limítrofe que comparte la geografía de la Isla Española, ya no sólo es nación lindera, cercana. Es toda nación hermana. Está brindando desde la hora cero de esta tragedia todo lo que puede: la básica e imprescindible agua, alimentos, medicamentos, brazos, manos.

La mayoría de las naciones del mundo han puesto lo mejor de sí para ayudar a Haití y su gente. El dolor haitiano está logrando unión en los objetivos inmediatos de muchos países que cuando se sientan a pensar otras cuestiones quizás no visibilizan puntos de encuentro.

“Es el dolor al fin quien nos iguala y la esperanza quien nos ilumina”, dice César Isella desde una canción inolvidable. No es sólo letra para una bella música. Ya es verdad que no se discute. Ante las necesidades de nuestros hermanos sólo vale aquel dicho tan repetido en boca de nuestros mayores: “haz el bien sin mirar a quien”.
Haití camina un tramo más de su Vía Crucis como pueblo.
Que seamos capaces de dar hasta que duela en palabras de Madre Teresa.

Que se hagan de carne los corazones que alguna vez frente a esta misma nación han sido de piedra.

Que los que creyeron que patear hacia delante la pobreza haitiana no era digno para nadie puedan contagiar sus convicciones.

Que sepamos ver que dar una mano, dos manos, tres, es lo que nos convierte cada día en más humanos que se parece cada vez más a hermanos.

Que nuestro Padre Bueno —que tiene su pecho abierto a quienes necesitan del abrazo— y la Virgen, Madre de Todos, sean refugio y esperanza, consuelo y fortaleza para nuestros hermanos haitianos.
Estemos juntos. Recemos juntos.

Mons. Jorge E. Lozano, obispo de Gualeguaychú y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

No hay comentarios: