Noticias

/ ////////////////////////////////////////////////// - //////////////////////////////////////////////// Santa Misa, sábado y domingo 19:30 horas ///////////////////////////////////////////////// Oración de Laudes de lunes a sábado a las 08,00 ///////////////////////////////////////////////////// Ángelus, la Oración mariana diariamente a las 07, ,12 y 18 horas////////////// Caminatas y conversas, el periodístico, los martes y jueves a las 10:00.............Nos acompañan Difusores semanario católico internacional Cristo Hoy, para recibirlo en su domicilio llame a 426073, consulte por otras publicaciones ////////////////////// Amuyen proyecto textil de Casa del Niño San Roque, bolsas ecológicas, carteras, porta termos. Amuyen 12 de octubre 1751 teléfono 442902 ///////////////// Programación de Radio Buen Anuncio 9//// En Familia, lunes, miércoles y viernes a las 09:00 /// /////////Oración de Completas, diariamente a las 23,30 para terminar el día en oración///////////// ////////////// Por la vida, vamos, los sábados a las 15./////////////// /////////////////////////////////////// /////////////////////////////////////// Música católica y popular en la tarde ///////////////////////////////// Gracias Señor, un espacio con con el Padre Rubén Melchiori, de lunes a sábado a las 07,15 /////////////////////////////////////// Conectados con Cristo, desde San Justo, viernes a las 11:00 //////////////////////////////////////////////////////////// Otra humanidad, desde Buenos Aires, domingos a las 12:30 /////////////////////////////////////////////////// Todo estará bien, miércoles a las 21 y 30 //////////////////////////////////////////////////// ///////////////////////////////////////////// Noticiero de Radio Vaticano diariamente a las 12,30 y a las 21:00 //////////////////////////////////////////////////////// Reflexión del Evangelio con el Padre Pedro Brassesco, diariamente a las 12,15 y 18,15 //////////////////////////////////////////////////// Santo Rosario diariamente a las 06:00 y a las 19:00 ////////////////////////////////////////////////////// hola mi gente, martes y jueves a las 13:00 ////////////////////////// Aguante el archivo, sábados a las 11///////////////////////// //

domingo, 9 de agosto de 2009

Un peluche en el prostíbulo


Niñas y púberes son arrancadas con falsas promesas de sus humildes hogares y obligadas a ejercer la prostitución. La denuncia del obispo de Gualeguaychú, autor de esta nota, es un grito contra el silencio y la complicidad
artículo escrito por Mons. Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú, y publicado hoy en la Revista del Diario La Nación de hoy domingo 9 de agosto

Daniela tiene 13 años y está en 6º grado en una escuela del norte argentino. Cuando forman en el patio de tierra colorada para izar la Bandera de la Patria, ella es la más alta. Se atrasó dos años porque ayuda en casa cuidando a sus hermanitos y a algunos hijos de los vecinos. Es una tarea que desarrolla muy bien y le gusta. De grande dice que va a ser maestra jardinera.

Una vecina le contó a su mamá de una sobrina que trabaja en Buenos Aires cuidando los hijos de una familia de plata: "A Verónica le va muy bien. Gana unos pesos y le hacen estudiar el secundario. Si sigue así, dicen que va a ir a la facultad".

La oferta era buena. A la Rusita -así le dicen a Daniela por sus cabellos rubios y ojos claros- le gustó la idea. Además, también en esos meses se habían sumado para probar suertes parecidas Maribel, Celeste y Guanda, que eran de familias conocidas de unos pueblos cercanos.

La despedida fue sencilla y sin mucha emoción. Daniela llevaba puesto un vestido rosado con puntillas blancas y los zapatos de la comunión, que le apretaban un poco, pero eran los únicos que tenía. Como estaba lloviendo mucho fue inevitable salpicarse con barro colorado. Las habían ido a buscar dos matrimonios en dos autos. Antes de partir se sacaron varias fotos con toda la familia y algún vecino.

Daniela llevaba un bolso pequeño y un osito "aviador" de peluche. Desde chiquita soñaba con poder mirar cómo serían las casas y los árboles desde el cielo.

Después de andar unas 5 horas pararon en una estación de servicio. Mientras compraban unas galletitas, sonó el celular de uno de los matrimonios. Con cara de preocupación uno de los hombres les dijo que las familias de Buenos Aires habían tenido que viajar de urgencia por unos días, y que esperarían en una casa por ahí cerca hasta que regresaran. Ya estaba entrando la noche. Hicieron dos horas más de viaje y algunas se durmieron. Llegaron a una casa rara y oscura cerca de una ruta, y allí las dejaron. Nunca más vieron a esos matrimonios.

Dos hombres y una mujer grandes llevaron a las cuatro chicas a una pieza con dos camas. Allí iban a dormir. Les dijeron que para pagar la comida de "esos días" y mandar plata a casa iban a tener que acostarse con algunos hombres y hacer lo que ellos les pidieran. Cuando Maribel dijo que no con un grito, la mujer le dio un sopapo que le hizo salir sangre de la boca, y uno de los hombres le pegó con el cinturón. Después se la llevaron, dijeron que a otra casa.

A las tres les sacaron la ropa que tenían puesta y les dieron ropa de "mujeres grandes", que ellas no conocían. Ellas sabían que dejar que los hombres les hicieran cualquier cosa estaba mal. Una vez la mamá de Guanda le contó que un vecino había violado a su sobrina y cómo le había arruinado la vida a la pobrecita. Ellas también habían escuchado que alguna compañera de la escuela o alguna vecina era sometida sexualmente por el papá o el padrastro o por alguno de los hermanos, y nadie las protegía.

Esa noche, ya muy tarde, las sacaron a patadas de la pieza y las hicieron "trabajar" por primera vez en otros sucuchos. Había mucho olor a vino, a cigarrillo, a humo. Se veía muy poco y la música estaba muy fuerte. Fue horrible.

"Sus leves huesos en cruz /meciéndose en suave luz/ el tipo que la acaricia / y ella novicia llorándose", tomado del tema Novicia, de Víctor Heredia, parece escrito para ellas.

Para leer todo el artículo ingresar aqui

1 comentario:

APERJU dijo...

Estimado Luis:

Da bronca este sensitivo mensaje.

La pregunta es ¿qué hacer? y cuanto estamos dispuesto a arriesgar para actuar y ayudar a quienes sufren por este tema.

Ya que todos somos responsables, algunos por omisión pero lo mas grave, que es una consecuencia de la desidia de los tres poderes y principalmente el poder judicial.